El enoturismo ha aumentado en los últimos años el atractivo para los viajeros, una evolución que no solo se plasma en el número de personas que se desplazan por este motivo y que acuden a las bodegas repartidas por los distintos territorios de España, sino también por el gasto que realizan en ellas. El gasto medio de los turistas que realizan viajes de enoturismo en España asciende a 397,83 euros, según un estudio del sector, lo que representa un gasto de 156,6 euros por día, ya que estos desplazamientos suelen tener una duración de 2,65 días en destino, normalmente fines de semana.

En este tipo de viajes los vinos, las bodegas y la gastronomía juegan un papel fundamental en la elección del visitante, que también tiene muy en cuenta el prestigio de la zona vinícola a la que se desplaza.

Un buen número de comunidades autónomas y territorios presentes en FITUR contarán con sus propuestas gastronómicas y de enoturismo, entre ellos comunidades como LA RIOJA, asociaciones como ENOTURISMO DE ESPAÑA, ASOCIACIÓN DE LAS EMPRESAS DE VINO DE OPORTO (AEVP) o establecimientos como HOTEL ARZUAGA, MESON CUEVAS DEL VINO, etc.