• “Es esencial seguir posicionando el sector como un motor clave del desarrollo socio-económico y de la creación de empleo”
  • “En los últimos años un número creciente de destinos se han abierto al turismo y han invertido en nuestro sector”
  • “El uso responsable de la energía, la accesibilidad en turismo o la inclusión de las comunidades encuentran en FITUR un lugar único para el debate y el intercambio”

 

¿Cómo está evolucionando el turismo en el mundo?

En 2016, el número de llegadas de turistas internacionales (visitantes que pernoctan) creció un 3,9% hasta alcanzar un cifra de 1.235 millones en todo el mundo, lo que constituye un aumento de 46 millones con respecto al año anterior. Fue así el séptimo año consecutivo en que el turismo internacional crecía por encima de la media, tras la crisis económica mundial de 2009. Desde los años sesenta del siglo pasado no se había registrado una secuencia similar de crecimiento sólido e ininterrumpido. Esperamos que la tendencia siga en esta línea ya que los datos hasta agosto del 2017 muestran un crecimiento del 7%.

El turismo internacional representa el 7% de las exportaciones mundiales de bienes y servicios, tras subir un punto porcentual desde el 6% en 2015. El turismo ha crecido con mayor rapidez que el comercio mundial durante los últimos cinco años. Como categoría mundial de exportación, el turismo ocupa el tercer puesto, tan solo por detrás de productos químicos y de combustibles, y por delante de automoción y de alimentación. En muchos países en desarrollo, el turismo es la principal categoría de exportaciones.

¿Qué tendencias destacaría en el sector?

Una de las tendencias más claras de los últimos años es que un número creciente de destinos se han abierto al turismo y han invertido en nuestro sector. Durante las seis últimas décadas, el turismo ha experimentado una continua expansión y diversificación, convirtiéndose en uno de los sectores económicos de mayor envergadura y crecimiento del mundo. El turismo se ha distinguido por un crecimiento prácticamente ininterrumpido en los últimos años, a pesar de crisis ocasionales, demostrando siempre su fortaleza y su resistencia.

¿Qué cifras avalan estas afirmaciones?

Las llegadas de turistas internacionales en el mundo han pasado de 25 millones en 1950 a 278 millones en 1980, 674 millones en 2000, y 1.235 millones en 2016. De igual modo, los ingresos por turismo internacional obtenidos por los destinos de todo el mundo han crecido 2.000 millones de dólares de los EE.UU. en 1950 a 104.000 millones de dólares en 1980, 495.000 millones en 2000, y 1.220.000 millones en 2016.

Además de los ingresos obtenidos en los destinos, el turismo internacional generó también 216.000 millones de dólares americanos en exportaciones por servicios de transporte internacional de pasajeros prestados a no residentes en 2016, lo que eleva el valor total de las exportaciones turísticas a 1,4 billones de dólares, o a 4.000 millones de dólares al día de media.

¿Qué rol está jugando la tecnología en el impulso del sector?

En los últimos años la evolución del turismo ha ido de la mano de la aparición y desarrollo de las nuevas tecnologías. Hoy día, diversos procesos que tienen lugar en el sector, como la reserva de viajes, los canales de información del viajero, la gestión hotelera, la promoción de destinos o la aplicación de visados utiliza las nuevas tecnologías. Posiblemente nos encontremos ante uno de los sectores económicos más impactados por  las nuevas tecnologías y aun que se ha avanzado mucho hay mucho camino por recoger para que el sector se adapte totalmente a los cambios tecnológicos. Esto se aplica a la gestión de las empresas y  de los destinos turísticos así como a la necesidad de adaptación a los nuevos modelos de negocio que han emergido con las nuevas tecnologías.

Desde la OMT estamos trabajando para avanzar el concepto de destinos inteligentes en los cuales la tecnología es un factor clave de competitividad y sustentabilidad. En ese sentido, organizamos en Murcia el año pasado el primer congreso internacional de destinos inteligentes, lo cual repetiremos el prójimo junio de 2018 en Oviedo en colaboración con la Secretaria de Estado de Turismo y SEGITTUR.

¿Cuáles son las principales actuaciones que se están llevando a cabo para garantizar un turismo sostenible y respetuoso con el medio ambiente?

La OMT trabaja de la mano de  administraciones de turismo, sector privado y sociedad civil para avanzar la contribución del turismo a  la Agenda 2030 de Desarrollo Sostenible y sus 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODSs). Esto implica cambio a nivel de políticas turísticas en la cuales se incluyen incentivos al desarrollos de modelos que sean más eficientes a nivel del uso de los recursos naturales como el agua o la energía, pero igualmente que promuevan el uso del turismo para la preservación de la naturaleza y la biodiversidad.  En este contexto desde la OMT destacan varias iniciativas como el proyecto Soluciones Energéticas para Hoteles, la iniciativa que lanzamos en julio pasado en Filipinas para la Medición del Turismo Sostenible o la red de Observatorios de Turismo Sostenible de la OMT. Estas dos últimas iniciativas tienen como objetivo avanzar la medición del impacto del sector, un tema esencial para una mejor gestión.

¿Qué objetivos principales se ha marcado al frente de la OMT?

La Organización ha tenido un evidente proceso de desarrollo en los últimos años, posiblemente parejo al que ha tenido el sector. En este sentido pienso que es esencial seguir posicionando el sector como un motor clave del desarrollo socio-económico y de la creación de empleo, ayudando a países y empresas a ser cada vez más competitivos y sostenibles.  Por un lado espero poder contribuir a la consolidación de la OMT como organismo referente del sistema de Naciones Unidas con un mandato único frente al turismo sostenible, pero también recibir a nuevos Estados Miembros que tal vez no vean aún el potencial de formar parte de un proyecto global que reporta importantes beneficios económicos, sociales y políticos.

¿Cómo cree que una Feria como FITUR contribuye a potenciar el turismo y las empresas del sector?

FITUR se ha convertido en una de las ferias referentes del sector, y lo vemos cada año, no sólo por la afluencia de visitantes y de expositores, sino por su proyección internacional. Lo verdaderamente importante a mi juicio es que, además de servir para dar a conocer oportunidades de negocio y conocer destinos en todo el mundo, también se ha convertido en una plataforma de alto nivel para debatir cuestiones técnicas. El uso responsable de la energía, la relevancia de la accesibilidad en turismo o la inclusión de las comunidades, temas que también han formado parte de la agenda del Año Internacional del Turismo Sostenible para el Desarrollo, encuentran en FITUR un lugar único para el debate y el intercambio.